ELA y la Crónicas de Narnia en el ámbito de Oficinas y Despachos

La verdad es que teníamos el blog muy abandonado y leyendo un comunicado de la Sección Sindical de ELA en una empresa del sector de Oficinas y Despachos hemos visto en él una buena oportunidad para actualizarlo y, además, hacerlo informalmente y permítannos, con cierta ironía, como últimamente creemos que hay que actuar frente a las mentiras ya que la experiencia nos demuestra que enfadarse no solo es inútil, sino que sirve para regocijo de quién miente. En cualquier caso, alguno debería recordar lo que decían nuestras amamas “en boca del mentiroso, lo cierto se hace más dudoso”. Así que dicho queda.

Pues bien, resulta que a través de este enlace nos hemos enterado de que, sin saberlo, hemos desautorizado a nuestro negociador en la mesa de Oficinas y Despachos. Sirva por tanto la presente entrada para decirle al redactor o redactores del enlace, quienes parecen tener dudas, que todo lo afirmado y defendido en la mesa de negociación por Mikel Anderez, coincide exactamente con nuestra voluntad. No obstante, llama poderosamente la atención que se utilice para “revestir de verdad” su mensaje la información de unas actas precisamente firmadas por el negociador cuya voluntad ponen en duda. ¿En qué quedamos?

Eso sí, resulta inquietante, que diría Iker Jiménez, que ELA hable de CEBEK y de sus intenciones cuando desde el pasado diciembre nadie de este sindicato se ha puesto en contacto con nosotros para preguntarnos al respecto. Serán cosas de los universos paralelos que decía Clive Staples Lewis (para quién no lo sepa el autor de “Las crónicas de Narnia”).

Mayor hilaridad provoca, por no utilizar otro calificativo, que se citen unas actas para supuestamente informar arrogándose en propiedad, dicho sea irónicamente, la verdad en el relato de los hechos y a continuación pasar a desinformar.

Así, la sección sindical de ELA de GFI NORTE informa de una última propuesta salarial de LAB que consta en el acta, de fecha de 19 de diciembre, omitiendo que ese mismo día, el sindicato LAB la retiró (lo que consta recogido expresamente en la página 2 del mismo acta), siendo precisamente esa cuestión, la salarial, por la que finalmente no hubo un acuerdo. Tal desliz, o se hace a propósito, o quién ha redactado solo ha leído la primera página. Juzguen Uds.

Es más, se obvia por completo que, tras la reunión del 19 de diciembre (quizá no interese hablar de ello porque ese día alguien dio carpetazo al asunto y todavía no ha abierto la carpeta), hasta el día 22 de diciembre (domingo) fecha en la que finalizó la vigencia del convenio colectivo, hubo conversaciones y movimientos entre UGT, CC.OO, LAB y esta organización que finalmente no llegaron a buen puerto. De hecho, la propuesta de CEBEK que se califica como “última” no solo consta de forma incompleta, sino que ni siquiera fue la última.

A partir de su verdad, la sección sindical de ELA construye su propio “mundo imaginario”, sí, ese en el que no existe crisis económica, en el que todo es un invento de la oligarquía empresarial que, cual demonio tridente en mano, miente y pisotea al trabajador. Ese “universo Tolkien” (por cierto amigo íntimo de C. S. Lewis) creado por ELA para evadirse de la realidad. Un universo en el que los “empresaurios” conviven con la “raza trabajadora”. Un mundo en el que las cosas, si se hacen cómo ellos dicen, parecen sencillas. Pero ay, ay, ay si no se hace… Y es ahí, donde la palabra de este sindicato cobra valor de Ley, el mundo en el que “CEBEK quiere recuperar la negociación porque vuelven las movilizaciones”, donde “tendrán lugar nuevas negociaciones con la patronal” y en el que “hay que dar vida al convenio”. Un mundo en el que nos colamos a través de un armario y no hay problemas para “dar vida” al convenio. Pues eso, que de la hilaridad pasamos a la carcajada, repetimos, por no utilizar otros calificativos más serios y por contestar de una manera informal.

Pero volvamos a la realidad, abandonemos ese universo de elfos, enanos y monstruos. Nos preguntamos, ¿no es más fácil contar los hechos tal y como son y que los trabajadores extraigan sus propias conclusiones? ¿No sería más fácil que cada uno asumiera su propia responsabilidad en la negociación y las consecuencias que se derivan de la no firma del convenio en diciembre?

Pues bien, a quién lea este blog y le pueda interesar:

CEBEK nunca ha pronunciado las palabras que ELA le atribuye en dicho enlace. Como ha venido diciendo desde el pasado 23 de diciembre de 2013 a quién que se lo ha preguntado (ELA no lo ha hecho); el Convenio Colectivo de Oficinas y Despachos finalizó su vigencia el pasado 22 de diciembre de 2013 y, desde ese momento, porque así lo dice la Ley, resultan de aplicación otros convenios de ámbito superior, que no pueden ser afectados por lo dispuesto en un convenio colectivo posterior en el tiempo y mucho menos de ámbito provincial (si alguien tiene interés que se lea los artículos 84.1 y 84.3, pero, ojo, del Estatuto de los Trabajadores, no de la Ley de la Tierra Media o del Estatuto de las Tierras del Norte de Narnia, habitadas por gigantes).

Por el contrario, CEBEK sí ha manifestado que no puede firmar un convenio sin que haya garantías jurídicas de su aplicación. Pero lo más grave es que todo esto ya lo advirtió durante la negociación y que todas las partes negociadoras éramos conscientes de la trascendencia que tenía suscribir un convenio antes de la finalización de su vigencia provisional, un año después de su denuncia (15-12-2013). De ahí que in-extremis se alcanzara el 13 de diciembre una prórroga excepcional hasta el 22 del mismo mes, precisamente para evitar los efectos que todos conocíamos; la finalización de la vigencia del convenio y la aplicación de los convenios colectivos de ámbito superior, reforzados en su aplicación mediante el RDL 7/2011, de 10 de junio, que modificó los artículos 83 y 84 del ET.

¿Por qué se intenta ahora hacer ver que no pasa nada y que existe una negociación cuando no es así? ¿Si no pasaba nada por qué estuvimos todos (bueno todos no) hasta el último día intentando alcanzar un acuerdo? ¿No se dan cuenta además que dicha afirmación choca con la realidad cuando a partir de diciembre no existe ni una sola acta de negociación y no ha tenido lugar ni una sola reunión? Ah bueno, olvidaba ese universo propio al que aludía más arriba.

Una vez más, para que quede claro. A partir del 23 de diciembre, cuando CEBEK ha sido preguntada por LAB, por UGT y por CC.OO, nunca por ELA, siempre ha respondido lo mismo; existiendo ámbitos superiores de negociación y convenios que desde esa fecha se aplican, entiende que la negociación del convenio iniciada en diciembre de 2012 finalizó el día 22 de diciembre de 2013. Muy distinto sería si no hubiera convenios colectivos de ámbito superior.

A partir de ahí cada uno que saque sus propias conclusiones. Si se quiere entender retirada la oferta y con ello alguno oculta su responsabilidad, pues muy bien. Pero la realidad es la que es, nos guste o no. Si para alguien es importante conocer si CEBEK ha retirado o no su última propuesta, cuando otros convenios colectivos han invadido el ámbito de negociación provincial y cuando existen serias dudas jurídicas de si lo que se firmara ahora resultaría aplicable o no, lo respetamos, pero, por favor, que no se tergiversen interesadamente nuestras palabras, ni mucho menos cuando no han sido personalmente escuchadas.

Para terminar, CEBEK, cuando el pasado 1 de abril recibió a UGT y CC.OO tras la finalización de una movilización que acabo en nuestra sede (curiosamente LAB y ELA les acompañaron pero no subieron), en la que se nos preguntó si manteníamos nuestra última oferta o no, contestamos exactamente lo mismo, si bien nos comprometimos ante UGT y CC.OO a someter a nuestros asociados una hipotética firma del Convenio Colectivo en los mismos términos rechazados por ELA y LAB en diciembre, primero, si existía una mayoría sindical suficiente para su firma y, segundo, si hay garantías suficientes de que lo firmado resulte de aplicación. Igual que antes, que cada uno extraiga sus propias conclusiones. Por cierto, ¿a nadie le extraña que los que pregunten sean precisamente los que habían alcanzado un principio de acuerdo?

En todo caso, si todos los sindicatos, ELA incluido, eran conscientes de la trascendencia de suscribir el convenio antes de una fecha y de los efectos que tenía su no firma ¿Por qué se dejó morir un principio de acuerdo entre CEBEK y el 47% de la representación de los trabajadores? ¿Por qué todo esto no se cuenta? ¿Por qué ahora pretende hacerse ver que se puede firmar el convenio colectivo sin problema legal alguno? Y lo más “misterioso”, que dirían nuestros amigos Scooby Doo y Shaggy, ¿por qué es tan importante si CEBEK mantiene o no su propuesta si sigue sin existir una mayoría sindical suficiente para firmarla? Por favor, sección sindical de ELA no sigan insultando la inteligencia de las personas.

Al final, ya verán, van a acabar diciendo que la culpa de todo la tiene el “chupacabras”. Bueno eso no, la culpa no lo duden, para ellos siempre será nuestra.

Buena lectura.

Sin comentarios