Nueva Sentencia sobre Ultra-actividad

No hemos tenido la oportunidad de leerla, ya que aún no ha sido publicada en la base de datos del Tribunal, pero nos hemos enterado, por prensa y por algún que otro “blog”, de la reciente Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de fecha 3 de abril de 2014, que, contrariamente a lo que viene sosteniendo la Audiencia Nacional y otros Tribunales Superiores (entre ellos, el nuestro), establece que el Convenio Colectivo provincial de León de Hostelería y Turismo, que finalizó su vigencia el 31 de diciembre de 2010, a pesar de prever expresamente que tras su denuncia se mantendría vigente hasta que entrara en vigor uno nuevo, no debe entenderse vigente ni aplicable de conformidad con lo establecido en la Ley 3/2012, de julio, concluyendo que el pacto de ultra-actividad firmado antes de la Reforma Laboral no tiene validez.

Cierto es que dicha sentencia parece no analizar los efectos que provocará en los contratos de trabajo la no vigencia del convenio, cuestión distinta y no exenta también de incertidumbres jurídicas sobre todo si no existe un convenio colectivo de ámbito superior, pero la realidad es que dicho pronunciamiento judicial, junto al de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 23 de enero de 2014, así como a algún voto particular de otros magistrados, entre ellos, uno del Tribunal Superior de Justicia de País Vasco en Sentencia de fecha 26 de noviembre de 2013, empiezan a plasmar judicialmente la línea doctrinal que defiende que los pactos de ultra-actividad anteriores a la Reforma Laboral no pueden interpretarse como un “pacto en contrario” frente a la misma, evidentemente al desconocer de su existencia.

Sin embargo, cabe resaltar la diferencia existente entre el argumento contenido en la Sentencia de Castilla y León y el voto particular citado, que fundamentan la no vigencia del convenio directamente en la Ley y en la imposibilidad de pactar frente a lo que no se conoce, y el contenido de la sentencia de Andalucía, que sin entrar en sí la Ley, anula o no tales pactos previos, entiende que el pacto que tenía el convenio colectivo analizado (Convenio Colectivo del Ayuntamiento de Bailén) no era un verdadero pacto de ultra-actividad sino una copia del artículo de la ley vigente en el momento de la firma.

Cierto es que tales pronunciamientos son minoritarios, ya que la gran mayoría de los fallos judiciales al respecto siguen la argumentación de la Sentencia de la Audiencia Nacional, de fecha 23 de julio de 2013, frente a la que ya dimos nuestra opinión en una entrada anterior, pero en cualquier caso, ponen de manifiesto la importancia que va a tener en breve el pronunciamiento del Tribunal Supremo sobre el recurso de casación interpuesto frente a esta sentencia, que definirá por primera vez cual es la opinión del Tribunal Supremo al respecto.

¿Se impondrá finalmente la voluntad del legislador o lo errores, a nuestro juicio, cometidos en la traslación de dicha voluntad a la Ley supondrán un freno a la Reforma Laboral? Eso es algo que sabremos en breve.

1 comentario

Luis

Hola,
Yo tengo una pregunta muy sencilla: ¿Se sabe cuándo saldrá el pronunciamiento del Supremo? ¿Alguna estimación?

Muchas gracias.

Un saludo

Los comentarios están cerrados.